Mi padre dice que un tonto hace cientos, si le dan lugar y tiempo…

Archivo mensual: septiembre 2012

El Pequeño Flanagan tiene cosas muuuuy raras. A pesar de no ser especialmente maniático, tiene cosas para sacarte de quicio, afú. Yo sé que cada uno tiene una manía especial; que sí, que lo sé, que los hay que mastican  20 veces, ni una más ni una menos,  antes de tragar la comida, y también los hay que se limpian los zapatos compulsivamente antes de entrar en su casa… que muy bien. Pero… la de mi hijo… tiene tela, tela marinera.

Sigue leyendo


¿Qué queréis que os diga? Pues que esto de volver al curro y sentirse realizada no va conmigo. A mí lo que me hace sentir realizada es dormir hasta las mil y comer las albóndigas de mi madre. Eso me realiza y me engorda, para qué nos vamos a engañar.

Sigue leyendo


Hoy es domingo, día pre-reincorporación al curro después de disfrutar de una larga excedencia. Y ahora que llega el momento de separarme de mis retoños (ni que me fuera a la guerra, madre) y que sé que les voy a echar de menos, me ha dado por pensar en cosas para ellos, en cosas que les puedan sacar una sonrisa cuando se levanten por la mañana y vean que mamá no está.

Y el otro día, Pinteresteando, me encontré con una idea que simplemente me encantó.  Y estoy segura de que a vosotros/as os va a encantar también.

Sigue leyendo


Los coches y yo nunca nos hemos llevado bien. Soy de las que sufren cuando se adelanta a otro vehículo y de las que entran en tensión por encima de los 90 km/h. Y, sin embargo, hace dos años decidí superar mis miedos y me apunté a la autoescuela… Anda que no, ahí, de cabeza a la autoescuela, arriesgando a tope.  La vida al límite.

Sigue leyendo


Si eres mamá de un bebé y sueñas con tus diez minutos de paz, seguro que te han hablado alguna vez de estos columpios tan chulos en los que la mayoría de los bebés disfrutan e, incluso, pueden llegarse a quedar dormidos. Tú sueñas con un momentito de descanso, así que vas y lo compras…

Y entonces llega la hora de estrenarlo. Aquí os digo cómo hacerlo a lo grande. Puestos a estrenarlo, que no se diga 😉

Sigue leyendo


Todos nacemos con un don y en un momento u otro acaba apareciendo. De repente un día lo descubrimos y nos damos cuenta de que nacimos para eso. Hay quien tiene un increíble oído musical, quien tiene una facilidad pasmosa para aprender idiomas o quien es un deportista nato… Algunos dones aparecen en nuestra más tierna infancia, pero en otras ocasiones el descubrimiento deviene de un proceso más largo, ya que proviene de otros conocimientos que hemos ido adquiriendo por el camino.

Hasta ahí la teoria. Qué fantástica es la teoría. Y ahora llega la dura realidad: a veces sueñas con tener un don especial que nunca llega. A mí, de pequeña, me hubiera encantado ser una artista -entiéndase por artista sacar un notable en plástica-. Pero no había manera. Se me daba mal todo: dibujar, pintar, crear… Vamos, no me digas, no es normal que la asignatura que todo el mundo aprueba del tirón, yo tuviera siempre un sufi. Raspado. Triste realidad.

Sigue leyendo


Hola Mundo

Me presento rápido porque no os quiero aburrir, que es el primer día y no es plan de que mate de sopor al primero que pase por aquí 😉

Me llamo Marta, aunque podía haberme llamado Rebeca o Margarita, según mis padres. Y menos mal que tuvieron a bien elegir nombres normales para la lista final, porque en mi familia se lleva mucho eso de poner nombres extraños, poco oídos y feos, muy feos, ¡qué demonios! La verdad es que no me hubiera hecho mucha gracia llamarme Tarsicia, Estensina o Marciana (prometo y requeteprometo que son nombres verídicos), que no digo yo que no le queden muy bien a quienes los padecen  a quienes así se llaman, pero no están hechos para mí.

Sigue leyendo



A %d blogueros les gusta esto: