Hola Mundo

Me presento rápido porque no os quiero aburrir, que es el primer día y no es plan de que mate de sopor al primero que pase por aquí 😉

Me llamo Marta, aunque podía haberme llamado Rebeca o Margarita, según mis padres. Y menos mal que tuvieron a bien elegir nombres normales para la lista final, porque en mi familia se lleva mucho eso de poner nombres extraños, poco oídos y feos, muy feos, ¡qué demonios! La verdad es que no me hubiera hecho mucha gracia llamarme Tarsicia, Estensina o Marciana (prometo y requeteprometo que son nombres verídicos), que no digo yo que no le queden muy bien a quienes los padecen  a quienes así se llaman, pero no están hechos para mí.

Yo tengo una cara clásica, no voy a decir que de belleza greco-romana porque tampoco es eso, bueno, llamadla clásica o del montón, como queráis, pero a mí me gusta la opción más estilosa. Así que está claro que lo que a mí me queda mejor es un nombre como el que tengo: Marta. Sin más. Además, yo remato mi nombre con un apellido fantástico, poco oído y con carácter. Martas puede haber muchas, pero con mi apellido… solo una 🙂 Y lo tengo comprobado, ¿eh? que si no está en Facebook es que no existe y, efectivamente, en Facebook no hay nadie más que se llame como yo.

Además de tener un nombre muy normalito, también tengo dos hijos fantásticos y maravillosos que seguro que serán mi inspiración a la hora de escribir más de uno y de dos posts. Ellos son el Pequeño Flanagan y Señor Alvin.  Por cierto, también tengo un marido, muy majo él, que nació a un teclado pegado y que está inmerso en sus proyectos, hasta ahora el más importante era Wemories. Ellos tres conforman mi vida, plagada de testosterona y calzoncillos por todas partes (que me pillen confesada en la edad del pavo, glups), y con ellos soy feliz.

Y aquí lo dejo, que me enrrollo más que una persiana y prometí que no os aburriría… Con este post, inicio un blog que es un batiburrillo…No esperéis un blog temático de decoración, diseño o vete tú a saber qué. Eso sí,  entretenido va a ser un rato. Os espero.

¡Nos leemos pronto!

Anuncios