¡Agosto! ¡Vacaciones! ¡Se acabaron los campamentos de verano para el Pequeño Flanagan y Señor Alvin! y ¿ahora qué? ¿qué hago con ellos mientras trabajamos sus adorables papás? Pues jugarán, pintarán, se bañarán en la piscina y…verán dibujos… Muuuuchos dibujos.

La verdad es que solo de pensarlo me pongo mala, pero luego recapacito y pienso…

¿Pero se puede saber cuántos dibujos animados veíamos nosotros de pequeños? Porque si me pongo a pensar…se me ocurren unos cuantos. Y yo hubiera jurado que no veía tantos como los niños/as de ahora…

Candy Candy dibujos animados

Sí, qué pasa, Candy Candy, fan total. Todavía lloro si recuerdo cómo murió Anthony…ains…

Claro, una tiende a acordarse siempre de los típicos dibujos que veía, ya sabéis, Dartacán y los mosqueperros, Los diminutos, David el gnomo… pero luego llega una amiga  y te dice que sus favoritos eran La pequeña Polon y de repente piensas “¡ostrás, esos también los veía yo!” Eso sí, no me preguntéis de qué iban porque no tengo ni la más remota idea. De hecho, justo después de hablar con mi amiga acudí a Don Youtube para refrescar la memoria, pero aunque vi unos cuantos capítulos para situarme, solo conseguí un recuerdo muy vago, pero vago, vago, vaguííííísimo. Vamos, que no me acuerdo, sin embargo sé que los veía. Lo que demuestra que me tragaba lo que me echaran. To’padentro. Con patatas.

De hecho,  ahora que lo pienso… no lo entiendo. Un día tiene 24 horas y yo iba al cole,  hacía mis deberes diligentemente, bajaba al parque a desfogarme un poquito y  me iba a la cama tempranísimo para dormir mis 12 horas de rigor para poder decir que soy persona.  Caray, no sé de dónde sacaba el tiempo para ver la tele tanta tele…

Que si  Juana y Sergio (Dos fuera de serie), que si Los pitufos, Los diminutos, Candy Candy, Heidi, Capitán Harlock, David el Gnomo (santo cielo qué trauma al verlos convertidos en árboles), Los Teleñecos, Biniki la dragon rose,  La aldea del Arce, Belfy y Lillibit, Mofly el último koala, Dartacán y los tres Mosqueperros,  Banner y Flapy, Los osos Gummy, Jacky y Nuca (el Bosque de Tallac)… Y es que me pongo y no acabo. ¿Y dice mi madre que no me dejaba ver la tele tanto como dejamos a los niños de ahora? Ejem ejem.

Y, para finalizar, una confesión: a mí los dibujos me gustaban mucho, sí, pero las canciones me gustaban mucho más. De aquella no existían Justin Bieber ni la Patito Feo ni el Ay Mosa si te pego. Nada, nada. De aquella cantabas los hits de los grupos infantiles como Parchís y las canciones de los dibujos animados.

No os hagáis los longuis porque si yo empiezo con “Eran uno, dos y tres, los famosos Mosqueperros…” seguro que sabéis cómo continúa la canción. Y si entono un “Son ochenta días son, ochenta nada más…” la acabáis sin problemas. Imposible olvidar esos temazos de nuestra infancia.

Y ahora os dejo que os vayáis un ratito a Youtube a ver vídeos de vuestros dibujos favoritos, que seguro que os han entrado unas ganas… Disfrutad del ratito de nostalgia, porque cuando vemos esos vídeos,  te entra un no sé qué que qué sé yo. Que no se me enfade Peppa Pig (una auténtica maravilla), pero los dibujos de antes sí que eran dibujos buenos, no como los de ahora. (¿Os suena?)

¿Qué dibujos animados eran tus favoritos?

Anuncios