Mi padre dice que un tonto hace cientos, si le dan lugar y tiempo…

Archivo de la categoría: Cosas de niños

¡Agosto! ¡Vacaciones! ¡Se acabaron los campamentos de verano para el Pequeño Flanagan y Señor Alvin! y ¿ahora qué? ¿qué hago con ellos mientras trabajamos sus adorables papás? Pues jugarán, pintarán, se bañarán en la piscina y…verán dibujos… Muuuuchos dibujos.

La verdad es que solo de pensarlo me pongo mala, pero luego recapacito y pienso…

¿Pero se puede saber cuántos dibujos animados veíamos nosotros de pequeños? Porque si me pongo a pensar…se me ocurren unos cuantos. Y yo hubiera jurado que no veía tantos como los niños/as de ahora…

Candy Candy dibujos animados

Sí, qué pasa, Candy Candy, fan total. Todavía lloro si recuerdo cómo murió Anthony…ains…


¿A quién no le gusta pintar en una pizarra? Yo creo que todos de pequeños hemos sentido la necesidad imperiosa de pintar sin parar y escribir tonterías en una pizarra de las de toda la vida, la de tiza. De hecho, ¿quién de vosotros en edad adulta es capaz de resistirse a dibujar cualquier cosita en una pizarra de tiza? Sí, lo reconozco, yo soy de esas mamá abusonas que cuando juegan con sus hijos en la pizarra la monopolizan. De hecho, no sé  quién ha jugado más con la pizarra del Pequeño Flanagan y Señor Alvin, si ellos o yo.  Ains, por eso es uno de esos cacharritos  que tanto me gustan.

NIños en la pizarra de tiza vintage

Sigue leyendo


Lo reconozco, de todas las tareas domésticas que me mandaba mi madre, la que menos me gustaba era la de sacar la basura. No me negaréis que sienta fatal que, cuando ya das por concluido el día, te digan que saques la basura ¡pero si lo que te apetece es ponerte el pijama y tumbarte en el sofá!


Foto de Andrea R.

Sigue leyendo


Vale, además de tener un tesoro puede ser tu peor pesadilla, pero tener un hermano o dos o tres mola. Si tus padres no se lanzan en la búsqueda de un/a hermanito/a, llega un momento en tu corta vida en el que lo deseas con todas tus fuerzas y te pones de un pesado que asusta. Y “mamá, quiero un hermanito” y “mamá, ¿por qué Silvita tiene dos hermanas y yo no tengo ninguno?” . Y así, en tonito machacante, llevas al extremo la táctica “martillo pilón” hasta que tus padres deciden (por agotamiento) que, con tal de no oírte, quizás sea buena idea eso de tener otra criatura.

foto de hermanos abrazados

Sigue leyendo


La semana pasada nos íbamos todos de excursión con nuestro bocata de tortilla y, hoy, me llevo a las chicas a jugar un ratito a la hora del patio, ¿qué os parece? Mientras dejamos a los chicos jugando a fútbol o haciendo el kamikaze por ahí, nosotras sacamos la goma elástica y ¡a saltar se ha dicho!

Aquellos felices años en los que jugar a la goma era el colmo de la diversión

La goma elástica es un clásico entre los juegos infantiles de la hora del patio o el parque.

Sigue leyendo


Cuando era pequeña me encantaban las excursiones. Pues vaya novedad, diréis, como a cualquier otra criatura que le gusta librarse del cole y de los deberes por un día. Pues no, que a mí eso de pasarme el día pateando como que no iba conmigo, agotador para mi cuerpo serrano, que como dice mi padre, yo nací cansá. El motivo por el que realmente me gustaban las excursiones era otro bien distinto, grande, calentito y apetitoso: mi bocata de tortilla francesa.

¿Habéis oído hablar de la conexión de ideas? Una persona dice una palabra y automáticamente piensas en una cosa relacionada. Tú dices “verde” y otro contesta “césped”. “Amarillo” y otro contesta “Sol”. Negro, carbón. Paraguas, lluvia. Excursión, tortilla. Esa era mi madre. Excursión, tortilla. No fallaba nunca. Excursión… tortilla.

Bocata de tortilla para ir de excursión

El bocata de tortilla francesa es un clásico entre los clásicos cuando vas de excursión.

Sigue leyendo


¿Conoces a alguien que lo sepa todo sobre niños? Sí, me refiero a ese tipo de personas que hablan y hablan y hablan sin parar sobre cómo educar a los hijos y cómo comportarse con ellos ante situaciones conflictivas con ese tonito de superioridad de “esto no deberías de hacerlo nunca así porque te va a pasar factura, ya verás, tú niño será un delincuente como sigas así”. Sí, sí, de ese tipo de personas.

Pues ¿sabéis qué es lo que más me llama la atención? Ni el tonito, ni el discurso, ni flautas. A mí lo que me alucina de verdad es que, en un altísimo porcentaje, suelen ser personas que aún no tienen hijos; pero, claro, como están leyendo mucho sobre el tema, o se tragan todos los capítulos de Supernanny, o como tienen primos lejanos pequeños, pues ya lo saben todo. Y te dan una lección sobre cómo cuidar o educar a tu hijo, así, sin venir a cuento. Y lo más curioso de todo es que tú, justo antes de ser madre/padre, te sabías la teoría igual de bien.

¿Quién dijo que criar y educar un hijo era sencillo?

Sigue leyendo



A %d blogueros les gusta esto: